"Los hijos son como viajes al interior de una misma en los cuales el cuerpo, la mente y el alma cambian de dirección, se vuelven hacia el centro mismo de la existencia"
Isabel Allende



16.3.09

Partería Tradicional

En muchas partes del mundo las Parteras, también son conocidas como comadronas, brindan sus servicios y cumplen su cita con las parturientas, la habilidad, dedicación, entrega y desinterés personal sin esperar recompensa, y la sabiduría revelada en su actividad, fueron las condiciones que acompañaron las personalidades de las comadronas, ellas permanecían durante todo el trabajo del parto acompañando a la madre, las parteras son las proveedoras primarias del cuidado para las mujeres en su la maternidad.



Mirna Edith Amaya Valladares una gran partera tradicional de Cuernavaca -lugar en el que adoran a las parteras-, y presidenta de la Alianza Latinoamericana de Parteras. Mirna tuvo la generosidad de responderle estas preguntas sobre la Partería Tradicional a nuestra querida amiga Laura de Familia Natural, quien muy amablemente nos comparte esta interesante entrevista:


Mirna, ¿Qué es la partería tradicional?

La partería tradicional es la práctica que se aprende de nuestras abuelas y demás compañeras parteras con las que se comparten conocimientos. Y la sabiduría que cada quien trae ancestralmente, se combina con esos conocimientos.

¿Qué hay en el maletín de una partera tradicional?

Lo que tiene un maletín es: material limpio y estéril para pinzar y cortar el cordón umbilical, cinta umbilical, trapos limpios para recibir al bebé, diferentes tés, cada partera tiene sus preferidos…En mi caso, utilizo mucho la manzanilla para dárselo a la mujer cuando comienzan sus contracciones: si todavía no es el momento, con este té se le quitan, y si ya es, las contracciones avanzan con más fuerza y el trabajo de parto va más rápido, por lo que la mujer sufre menos.

Hoy en día, también utilizamos guantes para recibir al bebé, por el SIDA, aunque me da lástima que el primer contacto del bebé sea con algo sintético como el material con el que están hechos esos guantes, y no con la energía de nuestras manos. Por eso me encanta el parto en el agua, porque todo se lava y no hay necesidad de usar guantes.

Otra cosa que llevo en el maletín son una gotas para los ojos que preparo con manzanilla, llantén y pétalos de rosa, para desinfectar los ojos del bebé por cualquier infección que pueda tener, o haya tenido la mamá en el embarazo. También una báscula, una cinta métrica, y el libro donde anotamos los datos del recién nacido. Una almohadilla para sellos, para tomar la huella del pie del bebé, y gasas o trapitos suaves para limpiarle la carita.

¿Qué métodos utilizan para, por ejemplo, aliviar el dolor del trabajo de parto, para inducir el parto, para detener las hemorragias, y para lograr que el bebé cambie de posición?

Para el dolor de las contracciones, además de los ejercicios de movimiento, les sugerimos a las madres meterse en la tina, y eso disminuye en un 50 por ciento los dolores del parto.

Para las hemorragias, primero tratamos de prevenirlas cuidando que la mujer que no esté anémica y que se alimente bien, porque hemos llegado a la conclusón de que toda mujer anémica es casi es seguro que vaya a tener una hemorragia a la hora del parto. Yo en particular, uso un compuesto de hierbas hechas en fitopreparado (microdosis), de Muicle (espicigera), castaño de indias, yerba del pollo (commelina), cocolmeca y muérdago. Además, presiono el pubis de la madre hacia arriba, elevando sus piernas, y pongo al bebé inmediatamente a succionar del pecho para que el útero se contraiga lo más rápido posible. También uso un té de capitaneja (oxitocina natural).

Para acomodar al bebé cuando viene transverso, en posición podálica o pélvica, ponemos a la madre a gatas con el rebozo alrededor de sus nalgas, y producimos movimientos suaves de un lado a otro siempre con ella en esta posición, y el bebé se acomoda o se desenrreda, cuando está enredado su cordón en el cuello.

Además, hemos observado que los bebés se desacomodan cuando la mamá está pasando por problemas emocionales, y que sería una forma de decirles: “estoy cómodo y prefiero no salir y mejor me regreso”. Así que platicamos mucho con la mamà y tratamos de ayudarla a solucionar su problema, y hablamos con la familia para que la apoye.

¿Cómo es en la situación de la partería tradicional en América Latina?

La partería en Latinoamérica jamás se va a perder. Porque sus gentes, principalmente de las zonas indígenas y rurales, siempre buscan a una partera para que las asista, aunque vayan a consulta prenatal con el médico, al final van a tener a su bebé con la partera, por la confianza y la comodidad, ya que con la partera pueden estar sus familiares presentes en el parto, mientras en un hospital están solas.

En algunos países ya no permiten que el parto lo atienda una partera, sólo en caso de emergencia o en caso de un inminente expulsivo…y está prohibido que reciban paga por esa atención, como es el caso de El Salvador, que es un país muy chiquito y hay centros de salud y transporte por todos lados para poder llegar fácilmente a un hospital, además de que la atención del parto es gratuita.

Pero aún así las mujeres prefieren esperar hasta el último momento para ser atendidas por parteras. Aunque la atención del parto en el hospital sea buena y cálida, muchas veces las mujeres no tienen quién les cuide a sus otros niños, y con la partera los pueden llevar. Este es uno de los motivos por los que acuden a una partera, además de la confianza, la privacidad y el respeto a la posición que la mujer quiere adoptar para parir.

En algunos países se está logrando regular la práctica de la partería tradicional, porque el gobiero ha visto que es más económico que el parto sea atendido en casa que en un hospital, siempre y cuando la partera esté capacitada por las instituciones de salud, y tenga las herramientas necesarias para atender un parto limpio.

La partera en Latinoamérica está siendo reconocida un poco más cada día por sus conocimientos y destrezas en el acomodamiento del bebé, y la prevención de cesáreas, y por su arte para prevenir las enfermedades de la mujer y del niño con métodos naturales.

¿Qué se puede aprender de las parteras tradicionales que no se aprende en la universidad?

Lo que principalmente se puede aprender de una partera tradicional es el amor, la paciencia y su sabiduría interna, su intuiciónpara detectar los riesgos, y la comprensión de cada mujer y familia. El parto es un proceso natural y fisiológico, y no se le puede enseñar a ninguna mujer a parir, ya que eso se trae por naturaleza. Eso no se aprende en las universidades.

Entre el 21 y el 24 de mayo se llevará acabo en la preciosa ciudad de Tulúm, México, el Congreso de Parteras Tradicionales “Compromiso para un nacimiento digno”.


Estan cordialmente invitados a participar, y a difundir esta información en sus blogs y sitios webs. ¡Gracias!
Por: Laura Bernhein
Sitio oficial Aquí

En Colombia las parteras empíricas o tradicionales atienden la tercera parte de los partos en áreas marginadas urbanas y rurales donde los servicios de salud prestan bajas coberturas y el acceso de la población a los centros de salud es difícil. Es allí donde nacen las parteras como líderes de la comunidad ejerciendo gran influencia sobre las prácticas de salud. Ellas aprendieron su oficio como un legado de tradición familiar y muchas perfeccionaron su quehacer mediante programas formales de capacitación. Leer más aquí


Parteria Tradicional en colombia, Entre la Crítica y la Admiración


2 comentarios:

GLORIA dijo...

Mi abuela paterna fué partera y ayudó a muchas madres a tener a sus hijos. Yo apenas la conocí y es un apena porque me hubiese encantando oir sus historias. Estas mujeres hacen un excelente trabajo, con un respeto infinito hacia la mujer y mucho amor hacia el bebé.
Leer todo esto me ha hecho pensar mucho en mi abuela María.

Besos

Martha dijo...

Hola!!

Gloria gracias por compartirnos un poco de tí, y de tú Abuela María en realidad es un pena que ya no este... Piensa que gracias a sus legados y a todo lo que hizo muchas madres tuvieron el parto que querian... Ojala pudieras preguntarle a tú mamita por ella, quizás te cuente mucho mas de su interesante historia!!

Actualmente hay muchas madres que prefieren a una Partera que ir a un centro medico, precisamnete por lo que tu mencionas, porque ellas hacen de la experiencia del parto un acto único maravilloso y lleno de Amor!!

Te envio un abrazo enorme!!!