"Los hijos son como viajes al interior de una misma en los cuales el cuerpo, la mente y el alma cambian de dirección, se vuelven hacia el centro mismo de la existencia"
Isabel Allende



8.10.09

Las Palabras Mágicas, hay que hablar desde el Corazón

¡¡Hola todos!!

Después de algunos días de ausencia hoy les traigo un tema muy interesante.

Algunas personas pretenden que los niños se comporten como adultos y yo realmente me siento mal por ellos, cuándo veo a estas personas exigiendo algo más de este niño indefenso que realidad no siente querer hacer lo que le piden, ó sencilla mente no entiende el porque debe hacer lo que le dicen. Muchas veces sus padres actúan presionados por terceros...

Para nosotros las palabras mágicas son aquellas que salen del corazón y se dicen solo porque así se sienten, como perdón, por favor, gracias, salud, lo siento etc. Y así se lo hemos transmitido a nuestro hijo. Los niños aprenden estas palabras por imitación y si nosotros no somos un buen ejemplo no podremos pedirles que digan lo que no sienten ni han visto en casa, es absurdo obligarlos a decir lo que no sienten.


Recuerda: Un niño puede decir "por favor", pero no podemos obligarle a ser cortés; un niño puede decir "gracias", pero no podemos obligarle a sentir gratitud; las palabras mágicas deben salir del corazón. Si no es así, son palabras vacías, y sin ningún sentido.


Por esta razón hoy comparto con ustedes un excelente articulo que muy amablemente la Dra. Jan Hunt, nos ha permitido publicar aquí, aprovecho para enviarle nuestro agradecmiento. Espero que sea de mucha utilidad para todos.




Las imagenes las encontré en www.google.com



El Articulo dice



Por Jan Hunt, M.Sc.

En una reciente carta al editor de un periódico local, el escritor expresó una queja común: varios niños se habian olvidado de decir "gracias" por el regalo de Halloween que les había dado.


Sugirió además que estas palabras son la consideración más importante, y que los padres deben recurrir a la fuerza, si es necesario, para extraerlas de ellos. Es natural sentirse herido cuando parece que nuestra amistad se da por sentado. Pero tal vez deberíamos mirar un poco más a fondo, sobre todo cuando se trata de niños.





Como yo lo veo, hay dos razones completamente diferentes por las que un niño diría "gracias". Un niño puede darnos las gracias porque está realmente agradecida por nuestra amabilidad, y ha escuchado muchas expresiones de gratitud en su propia familia (en particular expresó su agradecimiento a ella).
Otro niño puede decir "gracias", pero puede ser simplemente pronunciando palabras vacías por temor al castigo. El comportamiento basado en el miedo, con poca comprensión del significado más allá del ritual, no significa mucho. Tal conducta no es sólo de sentido, es inútil, ya que no logra lo que estamos buscando ya que puede crear una conexión entre la desafortunada acción de gracias y sentimientos de vergüenza y de presión. Con amenazas de castigo, que pueden obligar a un niño a decir "gracias", pero no podemos obligar a la cortesía auténtica que realmente queremos.

La verdadera bondad crece dentro de un niño cuando es tratada con amabilidad. No puede ser forzado en su corazón al obligarlo a decir palabras que salgan de su boca. Además, ¿dónde está la alegría de escuchar "las palabras mágicas" que habla sumisamente un niño asustado? Todas las palabras pierden su magia si no se hablan desde el corazón.

El educador John Holt describió una vez un "verdadero" gracias que había recibido espontáneamente de un joven amigo un "pequeño y encantador de las palabras, llenas de placer, el afecto y la gratitud". Él dijo: "Hasta donde yo recuerdo, esta fue la primera vez que me han dicho" gracias "... A esta persona nunca se le ha dicho que diga " gracias ".

¿Entonces por qué me ha dicho, si nadie le ha dicho? ¿Cómo lo aprendiste? Muy simple, debido a que los adultos siempre le dicen "gracias", y porque nos oye decirnos el uno al otro. Es la observación, Como que quiere hacer lo que hacemos, por eso hizo lo mismo.

Es como cuando la gente hacer algo bueno por los demás, como un acto de amor, y el que recibe el regalo le da un pequeño regalo de vuelta. Con el tiempo, llegará a ser tan natural como respirar.

Holt continuó, "¡Qué diferencia con otro tipo de escena, lo que he visto más veces de las que puedo recordar: una mirada infantil perdida en el placer, el entusiasmo y la curiosidad, cuando una voz de adulto, dice, a menudo en una reprimenda o tono airado, "¿Qué dices? El niño es arrancado de su mundo de placer y de repente se le hace sentir culpable y avergonzado. Oye y entiende muy bien lo que le dicen como una amenaza - si él no dice "gracias", algo malo le va a pasar. Así que, todo el placer se ha ido, posiblemente, incluso puede sentirse rencoroso con los presentes que le ha colocado en esta situación dolorosa, a regañadientes y de mal humor dice "gracias". "

En Halloween, los niños hacen un esfuerzo demasiado grande, seleccionando cuidadosamente su nueva identidad, disfrazados y caminando de arriba para abajo durante una hora o más.


¿Cuántos de nosotros se molestó en decir: "Gracias por mostrarme tu disfraz"?...


Esto es más que una cuestión de equidad, sino también de utilidad, porque la cortesía verdadera viene sobre todo a través de la imitación. Los niños aprenden a tratar a los demás con amabilidad por la observación de los adultos alrededor de ellos haciendo cosas buenas, y por las explicaciones que, respetuosamente les damos, y de las razones de los comportamientos que preferimos.

En lugar de quejarnos sobre la rudeza en los niños, debemos recordar que los niños se comportan así como se les trata, y así como nos ven tratar a los demás.



"Reproducido con autorización the Natural Child Project, para ser publicado en nuestro blog.

Traducido al Español por Martha Medina para Beso de Amor, con autorización de su autor, titulo original en Inglés: The "Magic Words" Must be Spoken from the Heart

Jan Hunt es el autor de:
A Gift for Baby (The Natural Child Project, 2009)
The Unschooling Unmanual (The Natural Child Project, 2008)
The Natural Child: Parenting from the Heart (New Society, December 2001)


Jan ofrece consejería telefónica en todo el mundo sobre la crianza con apego y unschooling. Para obtener sus libros ó más información puedes dejar un mensaje gratis al telefono: 877-593-1547 también puedes visitar sitio web en http://www.naturalchild.org/ ".

Muchas gracias.

10 comentarios:

Vanyvalu dijo...

De acuerdo! No deberíamos exigir a los niños, lo que no les damos, se nos olvida que los niños actúana en gran medida como un espejo de nuestras propias acciones pero es más fácil intentar corregirlos a ellos con nuestra autoridad, que observar reflexivamente nuestro modo de reaccionar y actuar en consecuencia.
Además, muchas veces los padres nos dejamos llevar por el qué dirán y queremos que nuestros hijos actúen en formas socialmente aceptadas para no hacernos quedar como mal padres, hay que analizar cuántas de nuestras reglas e indicaciones a los pequeños son en favor de sí mismos y cuáles en favor nuestro.
Un niño amable y generoso se ve a todas leguas, diga o no esas palabras a las que tanto valor les atribuimos, el tono de voz, el lenguaje corporal y un sinnúmero de actos expresan mucho más que cualquier palabra, por ahí se empieza, si hay ejemplos adecuados, las palabras vendrán luego fácilmente.
Saludos!

Martha dijo...

Hola!!

Vane, comparto tú opinión, muchas veces me he dado cuenta que la presión de terceros es muy fuerte en este tema de la Maternidad y la Paternidad, como tu dices da miedo quedar como malos padres y muchas en ciertas ocasiones hemos actuado hasta en contra de nuestra propia voluntad, para satisfacer a los otros, porque los demás ponen a prueba nuestras creencias y forma de pensar... Esa es nuestra lucha hacer que los padres y madres crean y confien en lo que estan haciendo,en la sabiduria de sus nenes, ellos son nuestros verdaderos maestros, lo que realmente importante, es ver crecer a nuestros nenes Felices, disfrutando de la vida... Las palabras van llegando asi como se van sintiendo...Lo demás Depende de nostros!!!

Te dejo un saludo muy especial!!!

Cueta Gatarishi dijo...

Fantástico artículo por su simplicidad en el mensaje.
Los niños son lo que ven. Aprenden con el ejemplo. No hay más.

Por cierto, ¡tienes un premio en mi blog para recogerlo cuando quieras!

Un abrazo afectuoso,

Desde mi cordillera de los andes dijo...

Las palabras llegan con lo que estan sintiendo ...como dice Martha , es la pura verdad.
Super buen post.
abrazos
Greisi

Martha dijo...

Hola!!
Cueta, es muy cierto lo que dices, aparte no podemos pedir lo que no damos, es sencillo pero aún hoy en día es complicado para algunos padres que no han recibido un trato diferente en su infancia, por ello dan lo que dan a sus hijos, pués fue lo que recibieron, ojala que en un futuro no muy lejano muchos más padres logren conocer la Crianza con Amor, para ver a todos los niños felices!!!

Muchas felicidades a ti por tu blog y ojala que lleguen mucho muchos más, y que sigas compartiendonos tan excelente información!!!! Gracias por tenernos en cuenta para otorgarnos tan lindo reconocimiento!!!
Besos!!!

Martha dijo...

Hola!!

Greisi me encanta leerte, y me muero por saber cuándo nacera tu beb@ desde aca te enviamos muchas buenas vibras ok!!!

Si amiga realmente admiro mucho a Jan Hunt, tiene una forma maravillosa de expresar lo que muchas mamis en algún momento hemos sentido...y sus articulos son los que uno desearía haber escrito, porque nos hace reflexionar y caer en cuenta de que las cosas son más sencillas de lo que pensamos, a veces la solución la tenemos en nuestras manos pero no nos damos cuenta, porque la mayoria de las veces nos enfocamos en lo negativo, por ello quiero que muchos padres puedan acceder a la información y dejen de ver a los niños como sus villanos!!!

Te dejo un beso y un abrazo enormes!!

Muacksss

ESPACIO NUTRICIO dijo...

Hola Martha,
Disfruté mucho leyendo este post que me ha hecho pensar en las dificultad que los padres tenemos en mirarnos a nosotros mismos en primerísimo lugar cuando vemos en nuestros hijos actitudes o conductas que no nos gustan.
Aunque tengamos la sabiduría suficiente para darnos cuenta que nos están reflejando a la perfección, intentar cambiar cuesta un montón, pero el esfuerzo vale la pena cuando a corto plazo vemos los resultados en nuestros hijos.
Mucha fuerza a todas las mamis, que como yo, se dan cuenta de sus eqivocaciones y les cuesta cambiar..y aunque de cinco veces que lo intenten erren en tres(cuando les salta el automático) hacen el esfuerzo y lo seguirán haciendo!!
besos,
María

Martha dijo...

Hola!!

María que alegria leerte, gracias por comentar y por visitarnos!!!! Estoy totalmente de acuerdo contigo!!! El verdadero reto viene a ser con nosotros mismos, a veces solo nos enfocamos en las cosas negativas que hacen los nenes, pero no nos damos cuentas que nosotros les damos la pauta, el ejemplo y ellos simplemente copian todo....

Yo creo, que es duro cambiar nuestra actitud porque las cosas vienen de generación en generación.. y romper con los esquemas siempre es revelador para uno, mirarnos al espejo sin mascaras, descubrirnos ir más allá y sacar a la luz cosas que desconociamos totalmente de nosotros cuesta.... En mi caso las cosas fueron muy duras y dificiles, aparte me encontre con lo inesperado, pero me sirvio para darle nombre a todo lo que tenia guardado y que no sabia porque me afectaba tanto... aun sigo en el proceso, en la búsqueda y se que me falta mucho... lo bueno es que poco a poco vamos viendono las cosas con otros ojos, sintiendonos mejores personas, mejores padres y pensamos dos veces antes de actuar..... Por eso debemos llenarnos de valor para no repetir historias, enfocarnos en lo positivo y permitirnos liberar todo lo que no nos deja ser, es en principio un buen proceso sanador para seguir por el camino que nunca termina...La Maternidad y Paternidad.

Te dejo un abrazote y seguimos leyendonos!!

ESPACIO NUTRICIO dijo...

Hola nuevamente Martha!
Me llena de entusiasmo y alegría encontrar personas como tu con una actitud tan positiva y que dan tanto animo y coraje para seguir por este camino, que no es siempre fácil.
Siempre un placer leerte!!,
te dejo un cálido abrazo,
María

Martha dijo...

Hola!!

María, muchas gracias por tus palabras!!! Me das más animos para seguir y veo que todos los esfuerzos han valido y valen la pena gracias!!!! A mí también me da mucha alegria encontrar a mamis que como tú con las que me siento profundamente identificada... Con las que vamos por este camino, aprendiendo, tratando de ser mejores personas, mejores mamás, mujeres que sentimos como propio el dolor de otras y que sin rendirnos seguimos en la búsqueda, dispuestas a ayudarnos las unas a las otras, para juntas construir un mejor mañana....Me alegra mucho haberte encontrado!!

Te dejo un abrazo gigante y seguimos en contacto!!

Besos!!!