"Los hijos son como viajes al interior de una misma en los cuales el cuerpo, la mente y el alma cambian de dirección, se vuelven hacia el centro mismo de la existencia"
Isabel Allende



27.7.09

Elige una Pedagogía Asertiva

¡¡Hola todos!!

Como les comente en el post anterior, este tema de la Asertividad me ha cautivado totalmente, y tal como lo prometí, les traje este excelente articulo, con muy buena información, y con un decalogo de ideas muy sencillas que podremos aplicar, en nuestra casa según sea el caso, espero sea de gran ayuda, para todos aquellos padres que al igual que nosotros están buscando el mejor camino para recorrer junto con sus hijos, para entenderlos, y guiarlos de una forma respetuosa pero sobre todas las cosas con Amor.


Los padres necesitan más asertividad que sus propios hijos:


La Asertividad es el modelo más eficaz para mantener la disciplina, prevenir la violencia, fomentar la comunicación en la familia y prevenir en los hijos riesgos como las drogas y el sida.

La asertividad se ha convertido en el indicador más fiable para medir la calidad de un centro educativo, de un equipo de trabajo o de una institución, y puede ser un buen instrumento pedagógico para mejorar la comunicación en la familia y la implicación de los hijos en los valores que preocupan a sus padres.

Muchos estudios señalan que la mayoría de los padres y madres se sienten desbordados por las dificultades de relación con sus hijos, aunque lo viven con resignación y prefieren salvaguardar la paz familiar antes que quebrar el buen clima afectivo.

Malos tiempos para la asertividad (Visión globalizada)

Vivimos bajo el imperio de lo políticamente correcto, por el que muchas personas e instituciones renuncian a sus valores, sus iniciativas, su toque diferencial y su proyecto personal, social o educativo, porque se sienten empujados por una especie de inconsciente colectivo, un corsé tribal o, como sucede en la mayoría de los casos, porque en tiempos de incertidumbre laboral, familiar o metafísica... conviene no andarse con exquisiteces.

Este instinto de supervivencia nos empuja primero a dejarnos manipular por los demás, como fase previa del aprendizaje para multiplicar a continuación la manipulación sobre los demás. La palabra manipulación ocupa uno de los primeros lugares en el ranking de los conceptos polisémicos. Cada uno se ha confeccionado una idea de manipulación a su medida.

Aquí y ahora entiendo la manipulación como el arte de distorsionar la percepción de la realidad en función de lo que otros ven, no en función de lo que yo, de corazón, veo. Renuncio a “mi” visión y “nuestra” visión.

Seguir lo políticamente correcto es manipulación porque es autoengaño, una traición a los valores únicos que cada persona posee, renuncia a la creatividad y al pensamiento divergente que siempre se necesita aportar. La autocensura es manipulación porque cierra las puertas a la utopía cotidiana del “vivir democrático”, que ya desde el evangelio de Jesús se proclama como posible.

La autocensura impide vivir con un mínimo común denominador, en el viaje compartido por la búsqueda de la convivencia, lo bello, lo justo, lo santo, lo libre, lo fraterno. Lo importante es la defensa del estatus, no la conquista del proyecto.

El primer cometido de nuestro derecho a ejercer un pensamiento crítico es denunciar la falta de asertividad en nuestras familias, parejas, instituciones, políticas sociales, etc.

El primer cometido de nuestro necesario pensamiento positivo es descubrir los muchos signos de los tiempos donde personas y grupos se están moviendo para luchar con asertividad por defender sus derechos fundamentales personales, colectivos y mundiales.

La asertividad como antídoto (Visión familiar)

¡Nueva paradoja! ¿Sabias que los padres y los hijos nos preocupamos por problemas casi antagónicos?

Según un estudio de la FAD resulta que a los padres nos preocupan tres tipos de conflictos:
1. Los horarios.
2. El orden.
3. El dinero.

Como se ve, son problemas “domésticos” de puertas adentro, que podemos llamar de “disciplina y convivencia”.

Y aparece un sorprendente 40% de padres y madres que dicen sentirse desbordados por sus dificultades de relación familiar y resignados ante ello.

¡Re-Paradoja! Los problemas que preocupan a nuestros hijos son un “pelín” más importantes, valga la ironía:

1. Consumo de alcohol y drogas.
2. El sexo.
3. Los amigos.

¡Tercera paradoja! La asertividad ha demostrado que funciona como antídoto tanto para el primer grupo de problemas de “disciplina y convivencia” como para el segundo grupo de problemas sociales: alcohol, drogas, embarazos, sida, violencia, discriminación, etc.

Pero... ¿Qué es la Asertividad?

La Asertividad es una habilidad social y de comunicación por la que una persona sabe defender sus derechos con firmeza, sin sumisión y sin imposición, y sabe respetar los de los demás. Es también la capacidad para expresar adecuadamente los sentimientos, de forma que lleguen y empaticen con el destinatario. Sirve para transmitir iniciativas, comunicar ideas, transmitir malestar, petición de ayuda, etc., todo ello de forma eficaz. Sirve también para trabajar en equipo, crear sinergias (multiplicar, no sumar, las energías individuales de los integrantes de un grupo), negociar propuestas, buscar soluciones conjuntas, establecer normas en consenso, generar creatividad divergente para inventar soluciones nuevas ante los problemas de siempre, etc.


DECÁLOGO: Elige una pedagogía asertiva en familia

1. Sé asertivo en casa: hay cosas “no negociables”. No vayas de “colega” con tus hijos. Necesitan que tú seas su padre o su madre, el único que tienen. Si concedes todo y te callas harás que tu hijo sea un tirano y renunciarás a tu proyecto de familia. Forja en ellos una personalidad fuerte mediante la exigencia en clave positiva. Si eres autoritario, tu hijo perderá la autonomía, y si lo haces agresivamente, perderá la asertividad. Si eres permisivo sin exigir, tu hijo se convertirá en autocomplaciente, narcisista y pasivo, sin sacar partido de sus cualidades.

2. Potencia la asertividad de tu hijo. Todos desearíamos tener un hijo sumiso, solucionaríamos muchos problemas y sería obediente, pero en su vida sería infeliz, se dejaría manipular por todos y no lograría realizar sus deseos ni sus proyectos. Tu hijo tendrá la obediencia adecuada sólo después de aprender a ser asertivo. Enséñale técnicas para que no se deje llevar donde no quiere. Un niño sumiso o avasallador tendrá más dificultades sociales, será manipulable y estará más expuesto a los riesgos del momento: drogas, alcohol, sida, embarazos, bandas...

3. Escucha con atención a tus hijos. Fundamenta la escucha en la atención a los detalles y en la sinceridad, no en la avidez detectivesca de descubrir cosas raras. Si tienes poco tiempo, ellos no lo medirán. Quieren calidad de tiempo y calidez. Si es pequeño, escucha sus fantasías sobre princesas y dragones. Cuando sea mayor seguirá teniendo otras princesas y dragones... y ropa y novios, y fútbol y televisión, y motos y música. Escucha lo que tu hijo no dice.

4. No tengas alergia al conflicto. Limita los conflictos basados en ataques personales y potencia los conflictos donde se expresen puntos de vista distintos, donde se defiendan derechos, donde se generen alternativas, soluciones e iniciativas más inteligentes. Una reunión conflictiva es la mejor señal de que tu familia está viva. Cuando no haya conflicto llegará el aburrimiento y entonces sí que debe saltar la alarma.

5. Realiza tertulias para contar aventuras. Inventa la “cena sin tele” y si cuesta hacerlo a diario, fija un día a la semana en el que hagan la “tertulia de palomitas o frutos secos” después de cenar, donde cuenten anécdotas, noticias sobre deporte, estudios, amigos, salidas o proyectos de vacaciones.

6. No hables por tu hijo. Déjalo responder de la forma típica de un chico de su edad. Aprenderá a expresarse cada vez mejor, clarificará sus ideas y sentimientos y se sentirá seguro. Confiar en él le ayudará a hacer las cosas por sí mismo. No hables “a” tu hijo, habla “con” él. No le trates como cuasi-personita, con cuasi-derechos, inferiores a ti. Los derechos son fundamentales, no se pueden comprimir.
7. Crea un ambiente abierto, plural y divertido en tu familia. Sólo así lograrás escucharlos, hacer que hablen y hablarles a ellos de protegerse ante el sexo y los embarazos tempranos, tratar sobre los peligros de las drogas o que se aclaren ante las decisiones académicas de su futuro.

8. No le corrijas en público. Será un acuerdo de buenas maneras, con el compromiso mutuo de no gritar, de decir las cosas con respeto, no generalizar, no usar la violencia física o moral. Aunque habrá cosas “no negociables” fijadas por vosotros como padres, serán pocas cosas pero muy importantes.
9. Cuenta cuentos, historias, anécdotas. Siempre tienen héroes que afrontan peligros, que usan la imaginación para salir de laberintos, que viven sentimientos intensos, que tienen que luchar con confianza, que tienen que elegir y, ¡qué caramba!, que son divertidos.
10. Promueve la disciplina interior. Los niños necesitan recompensas internas. La disciplina impuesta por la coacción, los gritos, el enfado, la culpa, el temor, sólo funciona cuando el que la impone está presente. Educa a tu hijo para un largo futuro.

Por: José María Bautista
Coordinador Programa de Prevención para Tutorías (PPT)
prevencion@planalfa.es


Sitio oficial aquí

14 comentarios:

belen dijo...

hola!!!!!!!!!111
muy buen articulo, la verdad es que tus hijos han de ser felices al tener a un madre que se preocupa de todo a todo por ellos.
felicidades y gracias.

Martha dijo...

Hola!!

Belen, muchas gracias por tus palabras me alegra que te guste el articulo!! y la verdad es que trato de hacer las cosas bien, nuestro hijo es el que marca los nuevos retos, es el que me hace querer saber más acerce de él como persona, siempre quiero informarme para enterlo y para poderlo guiar por el mejor camino, respetando sus necesidades y sentimientos y para poder ver el mundo através de sus ojos, llenos de inocencia y pureza... Aunque claro aveces fallamos somos humanos, lo mejor es saber perdonarnos a nosotros mismos y hacerlo mejor la próxima vez!!

Te envio un abrazo gigante y muchas felicidadespor tu hermoso nene, que foto más linda la del bautizo!!

Besitos!!

Ileana dijo...

Ser asertivo es amar, comunicarnos profundamente, implicarnos en las necesidades del otro...

No hacen falta más recetas (aunque pueden ayudar).

El padre que sabe amar, que logra establecer una comunicación profunda con su hijo, que se pone en su lugar, que lo atiende y lo entiende, que se implica en lo que está sintiendo y por qué lo está sintiendo, jamás será un padre autoritario ni tampoco un padre "pasota" permisivo, porque simplemente estará ahí, en conexión con su hijo.

Muy bonita tu página.

Gracias por visitarnos.

Un abrazo!!!

Martha dijo...

Hola!!

lleana, que rico leerte, gracias por comentar!!

Si tienes razón en lo que dices, un padre que sabe amar y que establece una comunicacion profunda con sus hijos, es realmente un buen padre, pero más allá de todo, también es bueno informarnos para que las nuevas situaciones que se nos presentan no nos sorprendan, y podamos ser una excelente guia para nuestros hijos.

Te dejo un saludo muy especial!!

Felicidades!!

Desde mi cordillera de los andes dijo...

Hola Martha !
super interesante el articulo , es más imprimo el decalogo y lo coloco en mi mural , tengo tanto que aprender.
gracias por compartirlo.
Un mega abrazo
Greisi

Martha dijo...

Hola!!!

Greisi, que alegria leerte!!! Estoy totalmente de acuerdo contigo, tenemos mucho por aprender!! Me alegra que te guste el articulo, Sabes? Yo también imprimi el decalogo jejeje para tenerlo en cuenta!!

Te envio un besote!!

Saludos!!

Mamá de Alta Demanda dijo...

Excelente artículo, gracias x compartir!
Como te fue en el bautizo??

Martha dijo...

Hola!!

Que alegria leerte!!! Muchas gracias, es un placer poder difundir articulos como este!! y me alegra un montón que te guste!! Como vas con tu embarazo? espero que muy bien, desde aca te enviamos muy buenas vibras!!

Te cuento que no es bautizo, es la Celebración del cumple numero 3 de mi hijo david, Es este Sabado 1 de Agosto, y pues te cuento que vamos bien, será algo muy sencillo pero con mucho amor!! Algunas cosas las hice yo misma como los dulceros, y me parece que quedaron genial!!! Ademas tus ideas me encantaron todo se veia como tan bonito, muchas gracias!!

Te dejo un abrazote, saludos al nene y al baby jejeje!! Seguimos leyendonos!!

Besitos!!

Fabiana dijo...

Woooow! leí los dos post seguidos y la verdad que tengo tanto por aprender que lo único que pretendo es estarlo haciendo bien hasta hoy. Muy bueno!

Un abrazo

Miriam H. B. dijo...

Hola Martha! Después de visitar mi blog (estoy muy agradecida por ello) te he seguido la pista hasta el tuyo! y es genial! Me encanta, la verdad es que emepecé a seguirte por este artículo sobre la asertividad que me parece imprescindible para cualquier mami.

Un afectuoso abrazo desde España.

Martha dijo...

Hola!!

Fabi cuánto gusto leerte!!!

Si es verdad amiguita todas queremos hacer las cosas bien, y queremos lo mejor del mundo para nuestros hijos, ya hemos dado el paso más importante, Criar con Respeto y estoy segura de que solo el amor nos puede dar la mejor pauta para ello, y claro leyendo informandonos, para no caer en errores que se pueden evitar!!!

Te envio un abrazote y muchos saludos a la dulce Martinina!!!

Besitos!!

Martha dijo...

Hola!!

Miriam, muchas gracias a tí por comentar, por visitarnos y por hacerte nuestra seguidora!!! A mí también me gusto mucho tu blog, Felicidades!!!

Sii es verdad comparto tú opinión!!!! A mí personalmente me encanta este tema de la Asertividad me tiene atrapada jejejej y creo que hay cosas muy interesantes por aprender para poder aplicarlas de manera positiva a nuestras vidas, ya que finalmente somos los padres los que damos ejemplo, y los que necseitamos aprender a reaccionar ante las situaciones que se nos presentan!!!

Te dejo un abrao enorme y claro que siii seguimos en contacto!!

Besitos!!

Perséfone dijo...

Excelente artículo, Martha.

Soy educadora infantil y en mi trabajo la asertividad también es un concepto clave y fundamental.

Sigue así porque tienes un blog fantástico.

Un saludo.

Martha dijo...

Hola!!

Perséfone, muchas gracias por tus palabras y me alegra mucho que te guste el blog, esta a tus ordenes!!

Te dejo un abrazote!!!