"Los hijos son como viajes al interior de una misma en los cuales el cuerpo, la mente y el alma cambian de dirección, se vuelven hacia el centro mismo de la existencia"
Isabel Allende



3.2.09

Educar el sentido del Humor

Quiero compartir con ustedes este valioso articulo el cuál nos ofrece muy buenas ideas para ver el lado positivo de las situaciones, y mantener una buena actitud, en el día a día con nuestros hijos, y en las demás labores que realizamos dejando de lado el estres, y los sentimientos negativos, es importante tener en cuenta que los niños nos ofrecen momentos maravillosos y debemos aprovecharlos al máximo, vivirlos y disfrutarlos ya que no se repetirán, es hermoso dejarnos contagiar por esas risas inocentes, pasar tiempo juntos y compartir sus juegos que nos invitan a conocer y a descubrir en nosotros sentimientos que desconocíamos completamente, para así lograr entender un poco mas el maravilloso mundo de los niños. No demos nada por sentado, y menos nuestros sentimientos hacia ellos, decirles muchas veces al día Te Amo, dar muchos abrazos, muchos besos y hacerles sentir que estamos ahí para ellos incondicionalmente con alegría pero sobre todas las cosas con mucho Amor para ofrecerles.

Foto: Nuestro hijos David

El Articulo es un poco largo pero vale la pena, además nos invita a reflexionar acerca de nuestra propia actitud frente a las diversas situaciones que se nos presentan:

La risa y el buen humor es la mejor y más barata de las medicinas y combate, cuando menos, el mal humor. Los niños lo descubren de forma espontánea pocas semanas después del nacimiento. Esa primera sonrisa despierta en nosotros la mayor de las ternuras y los mejores sentimientos. Durante toda la infancia, la risa le acompañará y llenará nuestro hogar de uno de los sonidos más bellos. Cabe preguntarnos entonces si, como padres, cuidamos que nuestros hijos cultiven ese maravilloso sentido que es el del humor.

¿Procuramos que aprendan a reírse sin dañar a otros?

¿Cuidamos de que puedan ver en sus errores y en los nuestros una oportunidad de mirar las cosas con perspectiva?

¿Pasamos tiempo con ellos divirtiéndonos?

"Sólo hay un rincón del universo que usted puede estar seguro de mejorar: Usted mismo" Aldous Huxley

El sentido del humor es necesario en la vida familiar tanto como la disciplina, la educación o los valores. Las relaciones entre padres e hijos que permiten y dedican tiempo a las diversiones, el buen humor y la risa son más sanas, menos tensas y más cordiales.

El sentido del humor es un sentido eminentemente humano.

Nos permite ver los problemas en su dimensión correcta, ni sobrestimados ni subestimados. Saber reírnos de nuestros errores y asperezas facilita reconducir situaciones que, de otro modo, aumentarían las tensiones y los conflictos.


La risa es una de las expresiones que más beneficios aporta a la persona:

  • Es la expresión de la alegría.
  • Activa la producción de endorfinas, transmisores químicos que aportan al cerebro alivio y bienestar.
  • Libera tensiones.
  • Provoca una respuesta emocional única orientada a la alegría y al bienestar.
  • Aumenta la captación de oxígeno.
  • Crea un ambiente positivo y cordial.
  • Nos ayuda a poner los problemas en perspectiva.
  • A los niños les encanta reír, les gustan las bromas, les expresiones de buen humor y la alegría.

A los padres nos es bastante fácil hacerles reír cuando son bebés, pero a medida que crecen y empezamos a sentir la responsabilidad de su educación podemos, poco a poco, alejarnos de las expresiones diarias de alegría con que nos dirigíamos a ellos cuando eran pequeños. Nos ponemos perfeccionistas y, llevados por la tensión y el estrés, pasamos la mayor parte del tiempo corrigiendo de forma reactiva o haciendo énfasis en los errores, los conflictos y las dificultades que, por otro lado, son características de seres en continuo aprendizaje y crecimiento.


Y nos olvidamos de pasar tiempo con ellos divirtiéndonos. Dejamos de lado la alegría y el buen humor que tanto nos pueden ayudar en su educación. Y dejamos, por ende, de ser modelos de personas alegres y divertidas, dignas de ser imitadas por nuestro alto sentido del humor.

Conviene recordar que los niños aprenden, sobre todo, por imitación, y cuanto más dignos de crédito son los modelos a imitar, mejor y más duradero será el aprendizaje.


Seamos conscientes de que la alegría y el buen humor también se educan.

A los niños les encanta reír y les encantan las bromas. Las familias que logran pasar tiempo divirtiéndose juntas crean vínculos de relación más estrechos y duraderos. Es conveniente, por tanto, pasar tiempo juntos en actividades lúdicas a menudo. Recuerdo una niña de siete años que, tras un paseo invernal por la playa con su papá y sus hermanos en el que jugaron y corrieron todo el tiempo, al regresar a casa hizo un dibujo que lograba transmitir con enorme fuerza, los intensos momentos de diversión que acababa de vivir.

Los padres podemos enseñar a nuestros hijos a no sobredimensionar los problemas a través del buen humor y la alegría.

En cierta ocasión, tras un largo viaje, un paquete de cacao en polvo se abrió dentro de nuestra maleta de ropa manchándolo todo. En el momento en que lo vimos podíamos habernos quejado y lamentado por la ropa, etc., En vez de eso, empezamos a reír y a ver el lado divertido del asunto, comentando que tendríamos que meter los pantalones en el vaso de leche para aprovechar el cacao, o que tal vez la mejor idea sería vaciar la leche directamente en la maleta y tener un montón de leche chocolateada!!! Nuestros hijos aún recuerdan el incidente con risas y en su momento, lo comentaron con los amigos como algo tremendamente divertido.


A lo largo del día tenemos muchas oportunidades de vivir nuestra relación con los niños de forma alegre y divertida, pero hemos de ser capaces de reconocerlos y de vivirlos sin miedo a que las normas o la disciplina se vean afectadas. Un padre o una madre divertidos y alegres son tan o más dignos de crédito que aquellos padres huraños y culpabilizadores. De hecho, a nosotros mismos nos es mucho más grato compartir nuestro tiempo con personas de trato alegre y cordial que con aquellas que siempre se quejan o protestan por todo.


Pero lo que hemos de evitar es reírnos de los niños.


Si nos reímos de sus errores, podemos menoscabar su autoestima dado que se encuentran todavía en una etapa inmadura en la que necesitan afianzar la confianza en sí mismos. Frente a un error deberemos primero saber qué opina nuestro hijo de lo sucedido y después podremos ayudarle a ver el lado divertido del asunto puesto que ya conocemos sus sentimientos.


Es recomendable también comprobar el tipo de humor que ven nuestros hijos en los programas de televisión.


A menudo se utiliza un humor que daña a los demás para hacer reír. Es necesario que mostremos a nuestros hijos que, aunque sea divertido, nunca podemos reírnos a costa del dolor producido a otros. Será necesario hacerles ver que a ellos tampoco les gusta ser blanco de risas y burlas por más divertido que pueda parecer. Este aprendizaje elemental les ayudará a aprender cómo ser divertidos y simpáticos sin perder la empatía (capacidad social básica que nos permite saber cómo se siente el otro y actuar en consecuencia).



Por último, recordar algunos juegos y actividades que nos permitirán educar el sentido del humor en nuestros hijos:


  • Guerras de cosquillas.
  • Batallas de almohadones.
  • Jugar al escondite dentro de casa.
  • Hacer ejercicio físico juntos.
  • Esperar a papá o a mamá escondidos por casa y darle un sustico.
  • Ver juntos películas de risa.
  • Hacer comentarios divertidos manteniendo nuestra expresión seria.
  • Salir a pasear y a jugar.
  • Contar chistes.
  • Hacer preguntas aparentemente absurdas: ¿alguien quiere un helado de anchoas?, etc.
  • Vestirnos intencionadamente con una prenda al revés o con dos zapatos distintos.
  • Leer juntos tebeos o cómics divertidos.
  • Contar anécdotas de nuestra infancia.
    Recordar las cosas divertidas que nuestros hijos hacían cuando eran bebés.

Son sólo algunas ideas que nos permitirán responder a la gran necesidad de alegría que nuestros hijos y nosotros tenemos.

Seamos conscientes de que el sentido del humor nos permitirá ser una familia que acepta la vida tal y como es (¡aunque no se conforme con ella!), aportando soluciones creativas ante situaciones que de otro modo mermarían nuestras relaciones o nuestros estados de ánimo.

Atrevámonos a ser divertidos, seamos capaces de reírnos de nuestros propios errores y de nuestras propias incapacidades mostrando a nuestros hijos cómo crecer y mejorar como personas sin perder el sentido del humor.

Por: Carmen Herrera García
Profesora de Educación Infantil y Primaria

Sitio Oficial Aquí

12 comentarios:

Mai dijo...

Muy buen nota, excelente.
Besos!!!!

Martha dijo...

Hola!

Mai me alegra que te guste, a mí me encanto además que nos ofrece ideas para no dejarnos llevar por la burbuja del estres, y saber reponernos ante las dificultades de una forma sana y divertida!!

Te envio un abrazo bien grande!!

Saludos

Mami de Héctor dijo...

Me gustaron mucho los juegos, ya estoy pensando cuales aplicar con mi niño. Saluditos!

Any
Mamá de Alta Demanda

Martha dijo...

Hola!!

Any, si el articulo tiene ideas geniales y muy sencillas, espero que pases momentos muy agradables con tu hermoso nene!!

Te envio un abrazo bien grande!!

Saludos

GLORIA dijo...

Todo el día estoy esperando llegar a acasa para que mi hijo me regale con su risa. Anotaré todos los juegos para hacerlos con él, por cierto está en la fase en la que le encanta esconderse bajo las sábanas y detrás de las cortinas y nos reimos mucho todas las tardes.
Gracias por el artículo.
Besitos!!!!

ILUSION dijo...

Hola Martha¡

A mi me gusta mucho reir y cuando están mis hijos y nietos todos reunidos ni se diga, ellos se acuerdan de sus travesuras de niños y de todo sacan un chiste y a reir se ha dicho jajaja, pasamos un rato muy divertido y alegre,interesante y muy bueno el artículo publicado, gracias,,,,

Besitos¡¡

Martha dijo...

Hola!!

Gloria que lindos me imagino que esos momentos son muy importantes para ustedes dos y hacen que la relación sea mas bonita, además que con el juego los aprendemos a conocer su mundo y nuestro niño interior, que muchos aún no han descubierto!!

Te envio un abrazo bien grande!!

Felicidades

Martha dijo...

Hola!!

Ilusión me alegra un montón que te guste el articulo, quiero darte las gracias por hacerte nuestra seguidora, y asi ser parte de nuestro espacio, eres muy bienvenida sientete libre de opinar, comentar ó preguntar ok!!!

Que bonito tú relato, y claro me imagino que deben pasarlo muy contentos en familia, en realidad esa es la idea, pasar ratos divertidos y poder superar las situaciones dificiles de la mejor forma, así ellos tambien aprenderan de nuestro ejemplo a tener una actitud positiva frente a la vida!!!

Te envio un abrazo enorme!!

Felicidades

María Luisina Irusta de Donna dijo...

Me gusto mucho el articulo, creo que se esta perdiendo un poco eso. El poder jugar y divertirnos con nuestros hijos. Es mas facil que se diviertan solos, cuantas veces escuche decir que es lindo tener hijos con poca diferencia de edad "para que jueguen juntos", no es mas lindo decir "para que juguemos todos juntos"?.

Besos..

Martha dijo...

Hola!!

Maria Luisina tienes toda la razón, es triste ver que aveces los padres se pierden de pasar momentos maravillosos por creer que los niños juegan mejor solos, ó con juguetes costosos por ello debemos seguir aportando nuestro granito de arena para que mas padres conozcan este tipo de crianza para sus hijos.

Te envio un beso enorme!!
Saludos

Gore dijo...

No pude leer el articulo por que con el peke ando de prisas siempre, pero lo que si puedo comentar es que me gusto mucho la foto de David, se ve muy tierno y con unos ojitos hermosos!

ya te agregue en twittermoms, estamos en contacto por ambos medios =D

Martha dijo...

Hola!!

Gore, gracias por tus palabras, y por hacerte nuestra seguidora eres muy bienvenida!!

El articulo nos da muy buenas ideas, para saber manejar de una forma positiva las diferentes situaciones que se nos presentan en el dia a dia!!

Te envio un abrazo!!

Saludos